Y LLEGÓ SEPTIEMBRE

20120916-145414.jpg

Y aqui estoy después de casi dos meses desde mi última entrada, en realidad son solo 8 o 9 semanas pero han pasado tantas cosas que parece una eternidad. Por supuesto desde que escribí el primer post sabía que esto iba a pasar tarde o temprano pero solo ha sido un pequeño descanso para dedicar mi tiempo libre a algunas otras cosas ( que no muchas, no nos engañemos ) En estas semanas han pasado un montón de cosas. Bebé ha crecido tanto que ya me da hasta un poco de vergüenza llamarla Bebé, pero “El blog de Mamá y Niña” es un título un poco extraño, asi que hasta que se me ocurra algo mejor, seguiremos con ese nombre aunque ya se le quede pequeño como la ropa … y hablando de ropa, si, vuelve a quedarse pequeña de una semana para otra aunque ahora por lo menos conseguimos “estirarla” un poco más y las sandalias que compré a principio de verano por las que casi no le asomaban los dedillos del pie hemos tenido que jubilarlas la semana pasada. Han pasado mil cosas nuevas. Hace dos semanas tuvo su primera fiebre alta y por mucho que la esperes, no deja de ser aterrador ver como el termómetro marca 40º . No era la primera vez que le daba fiebre y como la otra vez que pasó ni fue alta ni duró mucho esta vez pensamos que se le pasaría igual, con apiretal y poco más. Pero es que tan pronto bajaba volvía a subir y es desesperante, ni baños, ni paracetamol ni nada y todo por un resfriado mal curado la semana anterior. Después de unos días con antibiótico se le pasó, pero la mejoría vino acompañada de unas rabietas nuevas, tan terroríficas como la fiebre.

La gran novedad es que el Miércoles pasado empezó el cole (Si, he dicho cole. El colegio donde la hemos matriculado tiene un curso de guardería – Playgroup- donde podía empezar desde este año) y lejos de ser un momento traumático lo ha llevado mejor que bien. Yo estaba preocupada porque al haber nacido en Diciembre iba a ser de las más pequeñas de su clase y aunque es una niña muy sociable casi un año de diferencia, a esa edad, se nota mucho, especialmente porque a parte de Papá, Mamá, Bo ( Bob Esponja), cocs (crocs) y aio (adiós) no sabe decir mucho más. Así que el primer día, aunque estaba casi segura de que no iba a llorar aún tenía mis pequeñas dudas, pero nada más llegar y ver el patio con los juguetes se bajó de los brazos de Papá y se fue corriendo. Le dijimos adiós varias veces para que se diese cuenta de que nos íbamos y ni caso, allí se quedó sentada con el cajón de arena mirándonos en plan  “Que si, que os vais, ya lo sé pesados” … luego al recogerla a las dos horas y media ( aún está en periodo de adaptación) si que nos montó un circo pero … ¡porque no se quería ir! Y así hemos pasado toda la semana, la niña se ha adaptado estupendamente.

Mi preocupación porque fuese de las pequeñas era absurda. Porque aunque es la más pequeña de todo el curso, no sé nota la diferencia entre la mayoría de los niños ( es verdad que dos o tres son enorrrrmes comparados con el resto), muchos no pasan tampoco de decir cuatro palabras y todos siguen con pañal ( aunque esto me preocupaba menos). Incluso hemos hecho algún pequeño progreso y es que no está utilizando la chupa mientras va al cole. En fin, que aunque el primer día se te quede un poco cara de tonta porque tu hija no te eche de menos ni un poquito, es verdad que lo prefiero así porque al final me voy a tener que ir igual y mejor si lo hago sabiendo que está feliz y pasándolo bien. Ahora viene mi segunda fase de preocupaciones y es que la próxima semana empieza en el comedor y aunque también hemos progresado y está comiendo algunas cosas nuevas ( fruta entera, salchichas, bistec, zumo de naranja …) aún es un poco maniática con la comida. Espero que eso que dicen de que los niños imitan lo que ven sea verdad y que cuando vea a sus compañeros comiendo, ella también lo haga.

La semana pasada también hemos empezado a ir a clases de natación para Bebés principalmente por tres cosas: Que haga ejercicio, que aprenda a nadar cuando antes y sobre todo, que se canse. El agua le encanta, eso ya lo sabíamos, y la piscina donde nos hemos apuntado ( yo también he dejado la antigua para ir a nadar a esta) está muy bien pero las clases no han tenido tanto éxito como yo esperaba. Hemos ido solo dos veces pero los dos días se ha cansado de hacer los ejercicios en la primera media hora y se pone a llorar y darme patadas, así que espero que la cosa mejore con el tiempo. Eso si, ha aprendido a tirarse y le encanta aunque a mi no tanto porque es precisamente una de las cosas que me da terror que se le ocurra hacer en casa en un momento de despiste.

A todo esto le tenemos que sumar que Bebé tiene una energía sin fin y que ya sea en el cole, en casa o en la calle no está quieta ni medio segundo ( no es un decir, es literal) y por las noches cuando llego a la cama estoy A-G-O-T-A-D-A pero aún asi, espero poder tener esto un poco más al día de lo que lo he tenido hasta ahora.

 

 

1 Comment

  1. Nos gustaría enviarle el programa del Concurso que tenemos para bloggers, el correo es lmiranda@mumsprivee.com, es la Community, si quiere se lo remitimos, no tenemos su correo, por lo que si le interesa, póngase en contacto con nosotros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>